Visión general del proyecto

La década en la que nos hemos embarcado presenta enormes retos para Europa. La Estrategia 2020 para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador reconoce el papel clave que debe desempeñar la educación superior si se quieren hacer realidad las ambiciones de Europa en una realidad global que cambia rápidamente[1]. Esto implica ampliar el acceso al aprendizaje permanente al mayor número posible de ciudadanos europeos y es vital que se apliquen medidas para transformar nuestra realidad en esta dirección. En particular, los mercados de trabajo exigen cada vez más titulados con conocimientos y competencias especializados, y es preciso realizar inversiones sustanciales en los sistemas educativos para garantizar que se satisfaga esta demanda.

De acuerdo con el objetivo fundamental del paquete de trabajo ET 2020: «Hacer realidad el aprendizaje permanente y la movilidad», los cambios económicos, tecnológicos y organizativos imponen nuevas demandas para una Europa más sensible a las necesidades del mercado laboral. Por lo tanto, los sistemas ET deben ser capaces de apoyar y equipar a los ciudadanos europeos con conocimientos, habilidades y competencias para cumplir tres objetivos básicos:

●      afrontar los retos de la creciente competencia mundial;

●      generar nuevas competencias para responder a la naturaleza de los nuevos puestos de trabajo y

●      mejorar la adaptabilidad y la empleabilidad de los adultos que ya están trabajando o que incorporándose al mercado laboral.

Sin embargo, como señala la Encuesta Anual de Crecimiento 2013, la duración de la crisis no ha ayudado a los Estados miembros a avanzar en el cumplimiento de sus objetivos de la UE 2020 sobre AP para las cualificaciones y la empleabilidad. Estos resultados constituyen una fuerte motivación para la aplicación y sensibilización sobre los objetivos de ET 2020 sobre el desarrollo de competencias para el crecimiento, la competitividad y la mejora de la empleabilidad.

Se acepta que entre las principales razones que disuaden a las personas de participar en las actividades de aprendizaje permanente se encuentran las siguientes

●      la falta de información significativa, bien estructurada y fácilmente accesible relativa al aprendizaje permanente, y

●      la falta de marcos y herramientas políticas para vincular las competencias y cualificaciones adquiridas en diferentes fases y contextos dentro y fuera de la educación y la formación formales, con el fin de crear itinerarios flexibles para el desarrollo personal y la competitividad en el mercado laboral.

Como se subraya en [2], los itinerarios flexibles tienen un potencial importante para fomentar la participación en el aprendizaje permanente; por lo tanto, se requiere un enfoque alternativo para atraer a las partes interesadas, es decir, los proveedores de oportunidades de aprendizaje, las personas, los responsables de la formulación de políticas y los desarrolladores de tecnología, a participar en el proceso de construcción de un ecosistema para gestionar y promover itinerarios flexibles y alternativos de aprendizaje permanente.

Desde esta perspectiva, el proyecto propuesto apunta a la Composición de Itinerarios de Oportunidades de Aprendizaje Permanente mediante Servicios basados en Estándares, invirtiendo en el establecimiento de una asociación estratégica y coherente para la promoción a largo plazo de las estrategias europeas relacionadas con el aprendizaje permanente y el desarrollo de instrumentos que conciencien tanto a los proveedores de oportunidades de aprendizaje como a los buscadores de oportunidades de aprendizaje y estimulen el diseño de políticas para mejorar la ET con itinerarios alternativos y flexibles sobre la base de un acceso fácil y mejorado por la tecnología a las oportunidades de aprendizaje.

El enfoque propuesto se dirige a todo tipo de agentes interesados en el aprendizaje permanente, haciendo especial hincapié en el contexto de la enseñanza superior. Más concretamente, COMPASS:

●      Promoverá el concepto de itinerarios flexibles de aprendizaje permanente mediante la utilización de instrumentos de orientación y formulará propuestas de políticas para fomentar su aplicación por parte de las instituciones de enseñanza superior

●      Desarrollará herramientas técnicas basadas en estándares para que los proveedores de oportunidades de aprendizaje de las IES participen en la elaboración de descripciones de las oportunidades de aprendizaje bien estructuradas y basadas en competencias, y en el apoyo a la creación de itinerarios de aprendizaje flexibles, mejorando así la calidad y adecuación de la educación superior a las necesidades actuales y emergentes del mercado laboral.

●      Aprovechará el impacto significativo del consorcio y lo extenderá a los responsables políticos, las IES colaboradoras y la industria relacionada con las TIC, para diseñar e implementar pruebas piloto que impulsen la concienciación y el compromiso institucional

●      Realizará contribuciones explícitas para la integración de los avances técnicos en los instrumentos de orientación europeos y nacionales existentes para el acceso a las oportunidades de aprendizaje (por ejemplo, Ploteus).

Se ha seleccionado el sector de las TIC como nuestro campo de aplicación piloto puesto que, según [2], existe un desequilibrio persistente entre la oferta y la demanda de cualificaciones en TIC, mientras que en la UE habrá hasta 700.000 puestos vacantes de profesionales de las TIC en la UE para 2015. Además, las TIC son uno de los campos que evolucionan más rápidamente; el conocimiento proporcionado hace un par de años, hoy en día puede resultar inútil a la luz de las necesidades del mercado actual.

[1] Eurydice, “Modernisation of Higher Education in Europe: Funding and the Social Dimension”, 2011.

[2] Commission Staff Working Document, “Partnership and flexible pathways for lifelong skills development”, 2012